De #Mestres a Redes

El martes por la noche hice algo insólito. Vi la tele. En Tv3 estrenaban el programa Mestres que nos habían recomendado en la escuela. El programa quedó muy bonito, muy bien hecho, muy emotivo (sí, yo también lloré con la jubilación de Carmeta) y con palabras y reflexiones muy sabias de muchos maestros. Quedó claro que tenemos buenos profesionales con vocación, dedicación e ideas claras y muy válidas de lo que debe ser la educación. Qué guai, ¿no? Pues nada ya podemos ir a dormir tranquilos. Me asalta la duda de si realmente el programa continúa la próxima semana porque, si sigue esta línea, pocas cosas quedan por decir.

La otra duda que me asalta es que, si tenemos maestros tan buenos, y estoy convencida que los tenemos, ¿por qué el sistema educativo es tan “mejorable”? No lo digo yo, lo dice todo el mundo: padres, maestros y políticos. Otra cosa es que nos pongamos de acuerdo sobre qué es un buen sistema educativo y cómo se tiene que conseguir en vez de echarnos las culpas los unos a los otros de la situación actual. ¿Por qué no hablamos de eso en Mestres?

Según la web del programa, “Mestres es una serie sobre el mundo de la escuela y la educación, que muestra cómo son y que hacen los hombres y las mujeres que viven la educación a pie de aula”. Respecto al primer capítulo explican: ” Abrimos la serie preguntándonos si el trabajo de maestro o de profesor es vocacional, y si es suficiente vocación lo de “me gustan mucho los niños” para dedicarse a la enseñanza. Qué hay que tener para ser maestro, como se aprende, qué tiene de atractivo y de difícil esta profesión y qué gratificaciones y problemas comporta”.

Si hablamos de la vocación, ¿por qué no hablamos también de los malos maestros que nunca han tenido vocación o la han perdido y pululan de escuela en escuela porque todas se los sacan de encima? Si estamos de acuerdo en que un buen maestro te puede salvar la vida ayudándote a descubrir tu potencial, también podemos recordar que un mal maestro te puede estropear el interés por una materia o hacerte perder un año sin aprender nada a pesar de las buenas notas. Si queremos hablar de cómo se aprende a hacer de maestro, ¿por qué pasamos tan de puntillas por la formación que se imparte a la facultad de magisterio? Los problemas que encuentran los maestros para hacer su trabajo ni siquiera se han mencionado en el primer programa. Problemas con el sistema educativo, con la Administración, con los alumnos, con los padres… no existen en Tv3. Y por último, ¿por qué no salen expertos en educación, científicos, pensadores… ?

Me parece muy bien que la televisión pública reivindique la tarea de un colectivo que ahora recibe palos por todos lados. Se lo merecen. Además hay que darles una inyección de moral para que aguanten los recortes de sueldo y de recursos y los cambios de criterios y planes de estudio cada dos por tres exigiendo resultados inmediatos. Quizás no es el objetivo del programa debatir sobre el sistema educativo pero si es así (todavía tenemos que ver por donde irán los próximos capítulos) es una oportunidad perdida. Lástima. Y no me refiero a hablar de si el bachillerato tiene que tener un curso más o si los alumnos tienen que leer 15 libros obligatorios o cuatro. Todo esto es morralla. Hablo de plantearnos que es educar y cómo se tiene que hacer para que los alumnos salgan de la escuela con capacidad de pensamiento crítico y creativo, de analizar, filtrar y sistematizar el alud de información, de trabajar en equipo compartiendo conocimientos, de gestionar las propias emociones y relacionarse con los otros. Plantearnos si se los educa para ser ciudadanos de pleno derecho con capacidad, no sólo de integrarse plenamente en las estructuras sociales, sino de cambiarlas si es necesario.

Y es que cambiar las estructuras sociales, como, por ejemplo, la escuela, cuesta Dios y ayuda. Todos los medios llenan páginas hablando del sistema finlandés y de su éxito pero nadie se propone copiar lo que tiene de positivo. Le damos el premio Príncipe de Asturias a Howard Gardner, creador de la teoría de las inteligencias múltiples que afirma que no todo el mundo aprende del mismo modo y que gracias a las nuevas tecnologías podemos dar una educación personalizada donde cada alumno pueda desarrollar su potencial. ¿Por qué no lo invitamos para que nos asesore sobre como cambiar nuestra enseñanza? Quizás porque supondría replantearnos demasiadas cosas. Howard Gardner coincide con el experto en educación Ken Robinson en que el sistema educativo actual es obsoleto y que no sirve para extraer lo mejor de los niños. Robinson asegura que estamos usando un sistema del siglo XIX, creado durante el auge de la revolución industrial, para formar a los chicos y chicas del siglo XXI. Robinson cuestiona que los alumnos se dividan en cursos en función del año de nacimiento, que los estudios estén compartimentados por asignaturas o que se tengan que hacer exámenes individuales, tal como se puede ver resumido en este video.

embedded by Embedded Video

Falta ver cómo serán los próximos episodios de Mestres pero mientras, si queremos ver un programa sobre educación, tendremos que ver entrevistas en el programa Redes de Eduard Punset donde entrevista, entre otros, a Howard Gardner y a Ken Robinson.

4 comments

  1. caroline ha dit:

    Muy Bien dicho! hay que atreverse a cambiar las cosas de siempre o a adaptarse a las nuevas situaciones..cuesta mucho aqui en España (lo puedo comparar con mi Pais – Belgica) – no quiero que sea una critica a un Pais (tb hay muchas cosas muy buenas..)..pero la eduacion aqui no esta nada priorizada – asi lo siento yo..y es una gran pena!

  2. Judith ha dit:

    Molt bé Imma, falten veus critiques com la teva ! estic totalment d’acord amb la teva opinió. veurem si els propers programes aconsegueixen donar una visio critica dels veritables canvis que cal fer a l’educacio !

    una abraçada,
    Judith

  3. Silvia Vallejo ha dit:

    Totalment d’acord!!
    No sé si coneixes un professor de física que es diu Walter Lewin (té molts vídeos a YouTube). És un professor revolucionari que afirma que si no t’agrada la física és perquè has tingut un professor dolent. Bé, a mi no m’agrada la física…
    Per no parlar del poc que s’estimula l’estudi de llengües estrangeres, i pròpies!
    De totes maneres per a mi el més alarmant és la diferència de classes que s’està establint des de les escoles (públiques/privades). Això ens costarà car…
    Una abraçada
    Sílvia

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *